¿Desmedida atracción o fijación patológica?

Muy estimada Dra. le escribo porque tengo dudas respecto de mi adoración por el aparato reproductor femenino, a diferencia de la mayoría de los hombres que se vuelven locos con loh pesho loh pesho, yo encuentro que son una ternura y que es una hermosa imagen ver a una madre amamantando a su retoño, bajo ninguna circunstancia podrían parecerme erótico, por otra parte, otra mayoría de hombres fantasea con las felaciones como si fueran la panacea del acto sexual y no es que haya tenido malas experiencias de ninguna manera, simplemente no me atrae con esa intensidad que los demás parecen atribuirle. En cambio lo mio es venerar con fervor religioso a la fuente dadora de vida, hermosa en todas sus formas y colores, besable acariciable, cogible y masturbable que es la vulva, ay doctora, desde las primeras insinuaciones donde comienza el monte de venus, hasta ese espacio milagroso, hogar del chakra swadisthana el perineo con su piel sedosa, sus labios y relieves, son la más grande fuente de placer inventada por los dioses para cualquier ser humano que sienta esta misma devoción religiosa por el prado de Dios, creo que amo y amaré la Vayaina toda mi vida, las grandes y también las chiquitas, las flacas y también las gorditas, las peladas y las peluditas, las hediondas y también las perfumaditas todas tienen una magia ancestral que me hace pensar en volver una y otra vez. Ayudeme doctora!

Bodoque VLover / Hombre / 39 / Region Metropolitana

Comments

comments

3 Responses to ¿Desmedida atracción o fijación patológica?

  1. Ana Banana dice:

    Lindo,
    La verdad y para serte bien sincera…. lo encuentro hasta genial!!
    Yo creo que la atraccion general de los hombres hacia los pechos y el trasero, es mas que nada porque la sociedad desde pequeños nos ha dicho q eso es lo correcto, pero hay hombres que se calientan con algo tan poco sexual para la mayoria, como los pies, los labios, las manos, las piernas, el pelo y hasta la espalda de una mujer. Y claro a esos los clasificamos como fetichistas porque para el resto de la gente “no es normal”.

    Pero yo encuentro ( y esta es una opinion super personal y para nada cientifica) que todos somos distintos y tenemos gustos distintos y es absurdo que sintamos la misma atraccion sexual por la misma parte del cuerpo que el resto del mundo.
    Y la verdad…. me encanta que te guste tanto, no hay nada mas rico que tener a un hombre con la cabeza metida entre tus piernas jugueteando con lengua labios y dedos y mas encima disfrutandolo nivel DIOS!… me encanta realmente, asi que saque hora porque creo que la Doctora tiene que atender a domicilio. jejejejej

    Besos!

  2. Honey Blue dice:

    Muy bien ahora que ya sabes que tienes esa adoración es tiempo de perfeccionarla conviertiéndote en el rey del Cunnilingus 😉

  3. VLover dice:

    Muchas gracias Doctora! Por momentos pensé que terminaría internado en alguna institución psiquiátrica para trastornos mentales relacionados con la entrepierna femenina, afortunadamente para mi, sus palabras me tranquilizan, ya que entiendo que para gustos hay libros y por lo tanto lo que es gustoso para mi, puede no serlo necesariamente para los demás. Como bien aporta la srta. Honey Blue, el cunnilingus debiera ser un ramo obligatorio desde 3ro o 4to medio, ya que toma mucho *mucho* tiempo aprender a realizarlo de manera correcta y placentera para ambos, lo que todo hombre debiese aprender es la sutil diferencia entre roce (sutil, fugaz) y fricción (agresivo, abrasivo!) entre una leve presión y no dedicarse a estrujar y a torturar los suaves y delicados tejidos que debieran ser tratados con la mayor de las delicadezas, al principio, y aumentar la intensidad más no la fuerza, al final, cuando ya la sangre ha inundado por completo las paredes internas y externas de esa rosa del placer y solo entonces cuando el rocío propio de su libido intensa empape los cuerpos entre fluidos y sudor, entonces proceder con la penetración y siempre de manera delicada pues es muy probable que tu pareja se encuentre sumamente sensible 😉 Gracias Doctora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*